Odontología pediátrica

La odonto-pediatría es la rama odontológica que se dedica a atender a los niños, estos profesionales han recibido el entrenamiento para brindar el debido cuidado dental de los niños desde tempranas edades. Así como niños de difícil manejo debido a falta de atención odontológica o bien en eventos traumáticos previos, de tal manera que, mediante manejo psicológico, los niños rápidamente se acostumbran a recibir tratamientos odontológicos como cualquier paciente adulto. Nos enfocamos en programas de prevención y educación tanto del niño como de sus padres y proveemos de un ambiente donde el niño se sienta cómodo y familiarizado con el mundo infantil.

En odontopediatría, la prevención ocupa un lugar esencial, de ahí la odontopediatría preventiva. Además de resolver problemas que pueda presentar la dentición del niño, el odontopediatra favorece el desarrollo de la dentición permanente con los tratamientos necesarios. En esta etapa, la prevención es muy importante, ya que la evolución de las piezas dentales marcará la salud bucodental del niño para el resto de su vida. Asimismo, el especialista también se encarga de enseñar adecuados hábitos de higiene oral que, si son aprendidos de forma eficiente, le acompañarán para siempre y evitarán que aparezcan otros problemas de salud bucodental.

 

Odontología Pediátrica

¿Qué métodos preventivos hay en la Odontología pediátrica?

Para que una persona adulta cuente con una correcta salud bucodental, debe haber tenido un buen sistema preventivo en su infancia. Algunos de los métodos para llevar a cabo la prevención infantil son:

Educación sanitaria:

es fundamental que los padres formen a sus hijos en aquellos aspectos relativos a salud oral. Un ejemplo puede ser acudir a una charla educativa sobre higiene bucodental.

Actuación sobre la dieta: 

para contar con una salud bucodental sana es necesario llevar a cabo una dieta equilibrada. En este sentido, es necesarios que los padres inculquen a sus hijos la importancia de comer adecuadamente, así como no consumir caramelos y dulces en exceso, pues estos son los culpables de que aparezcan las temidas caries.

Hábito del cepillado dental:

es conveniente que los niños tengan el hábito de cepillarse los dientes después de cada comida de forma temprana. Así, conseguirás que aprendan a hacerlo adecuadamente desde el principio. En este sentido, te aconsejamos optar por un dentífrico adecuado y un cepillo suave.

Flúor:

¿Se debe administrar flúor a los niños? Ésta es una de las preguntas más cuestionadas a nuestros odontopediatras. Lo cierto es que el flúor es una de las mejores maneras de ayudar a prevenir el deterioro y el desgaste de los dientes. Se trata de un mineral nutritivo que se encarga de mejorar la calidad del esmalte dental. De esta forma, los dientes de los más pequeños serán más resistentes a las caries.

Selladores dentales de fosas y fisuras:

son una medida preventiva para evitar las caries. Consiste en la colocación de un material a modo de barrera protectora para impedir que los restos de alimentos y placa bacteriana se queden pegados a los surcos y fisuras de caras oclusales de las muelas. Así, se consigue reducir la aparición de caries en estas zonas, que son las más favorables para su desarrollo.

Revisiones periódicas:

los niños necesitan revisar frecuentemente su salud bucodental para descubrir cualquier problema lo antes posible y ponerle solución. De esta manera, se evitará la presencia de caries y otras posibles patologías.

Después de entender la importancia de la prevención infantil en salud bucodental, desde nuestra clínica dental te animamos a conocer a nuestro equipo de especialistas, que te ayudará a cuidar de la salud bucodental de tus hijos. Ellos son especialistas en trato con niños y conseguirán que se marchen de la consulta con una sonrisa. ¡Estarán encantados de conocerlos!